CERRANDO EL CÍRCULO

Escribir estas palabras, creo que es una de las cosas más difíciles desde hace tiempo. Estos dos años de ciclo aprendí muchas cosas, me equivoqué en muchas otras, reí, lloré y un montón de emociones y experiencias que quedan para mi para siempre. Y en lo personal, pues apuntarme en este ciclo, justo ese año, fue la mejor decisión que he tomado nunca. He conocido a gente increíble, mis compañeras han sido un pilar fundamental en este tiempo, y se han convertido en amigas de las de verdad. Me han hecho reír hasta cuando no tenía ganas, han estando apoyándome en todo, y creo que es lo mejor que me llevo, porque sé que me lo quedaré para siempre. También me quedaré para siempre con El Colegio San José de la Guía y a todos y cada uno de las personas que lo forman. Ese ambiente familiar es una de las cosas que lo describen a la perfección y que te dan ganas de quedarte muchos años más.

En el tema profesional fue un ciclo que me aportó muchísimas cosas y me hizo asegurarme que ésta era mi vocación, que yo estaba en el sitio correcto, y por ello quiero dejar por aquí algo que me parece muy importante sobre nuestra profesión:

Hay cosas que surjen porque sí y luego sale algo maravilloso. Un día en clase decidimos realizar una actividad todos los alumn@s de 2º de Integración Social relacionada con la Lengua de Signos. Y por una vez hicimos algo juntos, perfectamente organizados y con interés de que saliera bien. Por ello por aquí os dejo nuestro acercamiento a esta lengua y lo satisfactorio que fue aprender cada día un poquito más.